LO MÁS VISTOS

DRIMEVOYSORRE

BUSCAR EN ESTE BLOG


 

LO ÚLTIMO
LO ÚLTIMO
feeds/posts/default?alt=json-in-script&callback=rssticker' style='text/javascript'>

EN LINEA

 

ARTUR ESTUDIO RADIO

NOTICIAS ENTREVISTAS MÚSICA

HOROSCOPO
Descubre Tu Destino Para
El Dia
de Hoy



RT EN VIVO

SESIÓN PLENARIA DEL FORO ECONÓMICO INTERNACIONAL DE SAN PETERSBURGO


Sr. Putin
: ¡Buenas tardes, queridos amigos y colegas!

¡Estimado señor Arce! ¡Estimado señor Mnangagwa! ¡Queridos invitados! ¡Amigos! ¡Señoras y señores!

Me complace darles la bienvenida al 27º Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Este año, más de 12.000 personas de más de cien países han asistido al Foro. Se trata de accionistas y directores generales de empresas líderes, reconocidos expertos y analistas, personalidades políticas, públicas y gubernamentales.

Tradicionalmente, el foro de San Petersburgo brinda la oportunidad no sólo de establecer contactos comerciales, acordar cooperaciones o lanzar proyectos prometedores, sino también de intercambiar opiniones sobre las tendencias actuales de los mercados mundiales y regionales en un debate abierto, de observar los procesos que se desarrollan dinámicamente en el mundo moderno a través del prisma de las relaciones económicas.

Observamos una verdadera carrera entre los países para reforzar su soberanía en tres niveles clave: estatal, cultural de valores y económico. Al mismo tiempo, los países que hace poco eran los líderes del desarrollo mundial intentan por todos los medios, con razón y sin ella, conservar su esquivo papel de hegemones. En general, no hay nada inusual aquí. Cuando un país o una persona en su vida intentan conservar sus posiciones, reforzarlas, pero mediante falsedades - es malo. Es bueno hacerlo con la verdad. Pero con falsedades no es bueno.

Aquí, por supuesto, vemos que China ya es la economía número uno, con una gran diferencia respecto al segundo puesto. India es la tercera economía del mundo y el líder global en términos de dinámica de desarrollo.

Los países del sur de Asia y de África, donde hay una alta tasa de natalidad y un nivel de urbanización aún bajo, así como un crecimiento rápido y convergente de las economías, están adquiriendo cada vez más protagonismo. Según los expertos y especialistas, estos son los países que determinarán el panorama económico mundial a mediados de este siglo.

Debo añadir que el mundo experimenta actualmente un crecimiento tecnológico explosivo en prácticamente todas las esferas de la vida. Está cambiando seriamente la gestión, los procesos de producción e incluso industrias enteras. Es obvio que aquellos países que no sólo produzcan nuevas soluciones, sino que también sean capaces de garantizar su aplicación rápida y avanzada podrán aprovechar plenamente el progreso tecnológico.

Rusia ha demostrado un alto nivel de preparación y receptividad a la transformación tecnológica. Vemos cómo ya han cambiado nuestro sector financiero, el comercio electrónico, los servicios de transporte y el sistema de administración pública. Procesos similares están empezando a desarrollarse en las Fuerzas Armadas, donde también necesitamos un alto ritmo de renovación tecnológica. Esta es la cuestión más importante y definitoria para nuestro país.

Estoy convencido de que tanto en las condiciones actuales como a largo plazo, el papel, el peso y, permítanme decir más, el futuro de los Estados dependen de la eficacia con la que sean capaces de responder a los desafíos globales, realizar su potencial interno, utilizar sus ventajas competitivas y mitigar sus debilidades, preservar y reforzar las relaciones de asociación con otros países.

En febrero de este año, durante el Discurso ante la Asamblea Federal, se esbozaron las áreas clave y las prioridades del desarrollo de Rusia, y se formó un amplio programa de transformaciones para el resto de esta década y más allá.

El formato del foro nos permite centrarnos en el programa económico de nuestro desarrollo, en los cambios cualitativos y estructurales que se están produciendo en nuestro país y que pretendemos apoyar de forma activa y decidida, aunar en torno a ellos recursos financieros, humanos y organizativos tanto a nivel federal como regional y municipal, y poner en marcha proyectos nacionales, que se debatieron en detalle en el reciente Consejo de Desarrollo Estratégico.

¿De qué cambios se trata? ¿De qué estamos hablando?

En primer lugar. Teniendo en cuenta el carácter internacional de nuestro evento, empezaré por las relaciones económicas exteriores, por las posiciones que nos esforzamos por ocupar en los mercados mundiales y por cómo esperamos cambiar la estructura de nuestras exportaciones e importaciones.

A pesar de todos los obstáculos y sanciones ilegítimas, Rusia sigue siendo uno de los actores clave del comercio mundial, desarrollando activamente la logística y la geografía de la cooperación. Así, se están fortaleciendo nuestras relaciones con Asia (crecimiento del 60% de 2020 a 2023), Oriente Medio (crecimiento del doble), África (69%) y América Latina (en un 42%). Supongo que mis distinguidos colegas, invitados de nuestro foro, los Presidentes de Bolivia y Zimbabue tocarán este tema en sus discursos.

En conjunto, los Estados amigos de Rusia -y, como vemos, es a esto a lo que debemos prestar atención ante todo, a las economías de los Estados de rápido crecimiento, que determinarán el futuro de la economía mundial- representan ya hoy las tres cuartas partes de nuestro volumen de negocios comerciales.

Seguimos trabajando eficazmente con nuestros socios de la Comunidad Económica Euroasiática, garantizando el equilibrio de intereses de todos los participantes. El año pasado, el PIB agregado de los países de la Unión creció un 3,8% y el volumen del comercio mutuo un 4,7%. Además, su estructura ha mejorado cualitativamente, a saber, han aumentado los suministros de productos acabados de alta tecnología. Apoyaremos activamente este tipo de exportaciones no energéticas y no basadas en recursos de Rusia. Para 2030, su volumen debería crecer al menos dos tercios en comparación con 2023.

Al mismo tiempo, no estamos hablando solo de aumentar las exportaciones en toneladas, metros cúbicos o unidades de productos acabados; estamos hablando de productos de alto valor añadido, y no solo de que las empresas rusas entren en nuevos mercados regionales y amplíen la geografía de la cooperación. Todo esto es importante, pero hoy no basta.

Estamos dispuestos a ofrecer a otros países asociaciones tecnológicas e industriales a gran escala, que incluyan el suministro de un ciclo de vida completo de bienes y servicios con formación de personal nacional, localización de la producción, apoyo de ingeniería, servicio técnico, seguros, etcétera.

Este planteamiento de la cooperación -en pie de igualdad, transferencia de tecnologías y competencias en lugar de su monopolización- permite estrechar los lazos entre países, aumenta la estabilidad de las posiciones de nuestras empresas en el mercado mundial y les da la oportunidad de trabajar con socios extranjeros durante mucho tiempo. Así es exactamente como actúa uno de nuestros líderes, Rosatom, líder indiscutible de la industria atómica mundial, con una gran perspectiva y con planes de futuro.

Es obvio que el desarrollo de nuevos mercados requiere el fortalecimiento de los enlaces de transporte. Así, en dirección este, hacia China, hacia los países de la región Asia-Pacífico, el principal proyecto para nosotros es el desarrollo del llamado polígono oriental de ferrocarriles. En abril se aprobaron los parámetros de la siguiente, ya tercera, fase de su modernización. Para 2030, la capacidad de transporte del polígono oriental de ferrocarriles deberá aumentar hasta 210 millones de toneladas, y para 2032 - hasta 270 millones de toneladas.

Prestaremos especial atención a la dirección sur. Ya se han aprobado planes para el desarrollo del corredor internacional Norte-Sur, así como del corredor en dirección Azov-Mar Negro.

La Ruta Marítima Septentrional se está convirtiendo en una arteria mundial muy demandada. El año pasado, 36 millones de toneladas de mercancías pasaron por la Ruta Marítima Septentrional, y en el futuro el tráfico puede superar los 150 millones de toneladas. Para ello, seguiremos desarrollando la infraestructura de la Ruta Marítima Septentrional y construyendo accesos de transporte a los puertos del Ártico. En esta labor se asigna un papel especial a los dirigentes de nuestras entidades constitutivas septentrionales de la Federación. En este sentido, formaremos una comisión en el marco del Consejo de Estado sobre el desarrollo de las regiones árticas y la Ruta Marítima Septentrional.

En general, se prevé que para 2030 el volumen de tráfico por los corredores internacionales de transporte que atraviesan el territorio de Rusia aumentará una vez y media en comparación con 2021, debido principalmente al aumento de la competitividad de estas rutas, su comodidad para las empresas y los transportistas.

Otra cuestión importante tanto para los exportadores como para los importadores es el desarrollo de la infraestructura de pagos transfronterizos. No es ningún secreto, por supuesto, que la fiabilidad y la confianza en los sistemas de pago occidentales se han visto minadas en profundidad, y por los propios países occidentales. A este respecto, me gustaría señalar que el año pasado se redujo a la mitad la proporción de liquidaciones de exportaciones rusas en las denominadas monedas tóxicas de países no amigos. Al mismo tiempo, la proporción del rublo en las transacciones de exportación e importación está creciendo. Hoy se acerca al 40%.

De 2021 a 2023, la proporción del rublo en las liquidaciones de las exportaciones rusas casi se ha triplicado, hasta el 39%. ¡Tres veces!

Junto con nuestros socios extranjeros, aumentaremos el uso de las monedas nacionales en las liquidaciones de comercio exterior y mejoraremos la seguridad y la eficiencia de dichas transacciones. El BRICS también está trabajando en la formación de un sistema de pagos independiente que no esté sujeto a presiones políticas, abusos y sanciones externas.

A este respecto, me gustaría recordarles que este año se han incorporado nuevos miembros al BRICS: Arabia Saudí, Irán, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Etiopía. De este modo, la participación de nuestra asociación en el PIB mundial ha aumentado hasta el 36% y en la población mundial hasta el 46%. Al mismo tiempo, el BRICS tiene un gran potencial para nuevos miembros. Por supuesto, damos la bienvenida y apoyaremos este deseo de los socios interesados en desarrollar contactos con los BRICS en diferentes continentes.

Seguiremos desarrollando relaciones en el marco de los BRICS no sólo en el ámbito de la economía y las finanzas, sino también en el de la seguridad, la cooperación humanitaria y otras áreas. Actuaremos teniendo en cuenta los desafíos globales y las tendencias objetivas y, subrayo, las capacidades crecientes de las economías nacionales.

En este sentido, el segundo cambio estructural significativo es la consecución de una nueva calidad y contenido del crecimiento económico en Rusia, un cambio en la estructura sectorial mediante una política activa de economía de la oferta.

El año pasado, como saben, el crecimiento del PIB de Rusia fue del 3,6%, y en el primer trimestre de este año fue del 5,4%. Es decir, nuestras tasas superan la media mundial. Es especialmente importante que esta dinámica venga determinada principalmente por las industrias no relacionadas con los recursos.

En 2023, como referencia, también puedo aclarar que el crecimiento fue aportado en un 45,5 por ciento por las industrias básicas, como ya he dicho. ¿Cuáles son éstas? Manufactura, construcción, logística, comunicaciones, agricultura, suministro de electricidad y otras viviendas y servicios públicos. Con un 61,6%, las industrias de apoyo son el comercio, la hostelería, las finanzas y otros servicios.

Nos hemos fijado el objetivo de convertirnos en una de las cuatro mayores economías del mundo. Por cierto, según algunos datos, entre ellos las estimaciones del Banco Mundial, justo la semana pasada el Banco Mundial hizo cálculos adicionales y situó a Rusia en cuarto lugar. Estábamos por delante de Japón.

Rusia ocupa el cuarto lugar en términos de PIB, en términos de paridad de poder adquisitivo. Como he dicho, por delante de Japón. Pero lo que me gustaría señalar. No se trata, por supuesto, de sistemas de estimación y cálculo del PIB, ni siquiera de alcanzar formalmente el cuarto puesto. Estamos cerca: Rusia, la República Federal de Alemania y Japón. La diferencia es pequeña. Estamos por delante, pero la diferencia es pequeña. Pero somos conscientes de que tenemos que confirmar y reforzar constantemente nuestras posiciones de liderazgo. Otros países tampoco se quedan quietos. Es importante para nosotros garantizar a largo plazo unas tasas de crecimiento elevadas y de calidad. Esta es nuestra tarea hoy. Y no se trata sólo de las economías de Alemania o Japón, que están a nuestro lado en la escala. La cuestión es que otros países tampoco están parados. Indonesia le pisa los talones a todos los demás. La población crece, la economía se desarrolla. No debemos olvidarlo nunca.

Resolver este problema exige reforzar la soberanía financiera, tecnológica y de personal, aumentar la capacidad de producción y mejorar la competitividad de los productos rusos, tanto en los mercados extranjeros como en nuestro propio mercado interior.

El resultado del desarrollo de este modelo económico basado en la oferta debería ser, entre otras cosas, la reducción del nivel de importaciones al 17% del PIB para 2030. En principio, tenemos una buena dinámica. Fíjense: en 1999, el porcentaje de importaciones de Rusia alcanzó el 26% del PIB, y en 2023 será el 19% del PIB, es decir, 32 billones de rublos. En otras palabras, como ya he dicho, la dinámica es absolutamente clara y positiva.

Me gustaría subrayar que la cuota de las importaciones debería reducirse, por supuesto, no debido a barreras administrativas y obstáculos, sino gracias a nuestras propias instalaciones de producción competitivas que están preparadas para satisfacer las necesidades nacionales en la industria manufacturera, la agricultura, los servicios, las tecnologías de la información y muchas otras industrias.

Hay muchos ejemplos de éxito de esta estrategia. Por ejemplo, en el complejo agroindustrial hemos creado una moderna industria cárnica. Su capacidad casi se ha duplicado en 15 años. Hoy Rusia ocupa el cuarto lugar del mundo en producción de carne y está aumentando el suministro de este producto a los mercados extranjeros. Pero, por cierto, Rusia ha alcanzado el 100% de autosuficiencia en carne. El consumo de carne en Rusia en 2023, el año pasado, actualizó el récord y superó los 80 kilogramos por persona. A modo de comparación, la media mundial es de 42-43 kilogramos por persona.

Me gustaría repetirlo: nuestro país puede producir y producirá más bienes de consumo, máquinas, equipos, vehículos, medicamentos, etcétera. Para ello, es necesario poner en marcha nuevos proyectos, crear puestos de trabajo modernos, y en todas partes: en todas las regiones del país.

De aquí a 2030, las inversiones en capital fijo deberían aumentar un 60% en términos reales con respecto al nivel de 2020. Aquí todos somos personas competentes, todos los especialistas entendemos qué es la inversión en capital fijo, a qué conduce, qué requisitos crea para el desarrollo futuro a medio y largo plazo.

En los últimos años, me gustaría destacar que, en general, lo hemos hecho bien en este ámbito tan importante. En 2021, el plan de crecimiento de la inversión era del 4,5%, pero en realidad fue del 8,6%. En 2022, el plan era del 9,5%, pero en realidad fue del 15,9%. En 2023, el plan era del 15,1%, pero en realidad fue del 27,2%, es decir, casi el doble de lo previsto. Es un buen indicador.

Por supuesto, hay que dotar de recursos a la actividad inversora. Ya he dicho que asignaremos fondos adicionales para el desarrollo de hipotecas industriales, y casi duplicaremos el tamaño del Fondo de Desarrollo Industrial.

También aumentaremos la capacidad de un instrumento como la Fábrica de Financiación de Proyectos del Instituto de Desarrollo del VEB de Rusia. Con su ayuda ya se están ejecutando proyectos por valor de más de dos billones de rublos. Propongo aumentar sistemáticamente los límites del fondo. En una primera etapa, lo aumentaremos hasta 600.000 millones, lo que permitirá apoyar adicionalmente proyectos del sector real por valor de hasta seis billones de rublos.

Una tarea importante es aumentar el volumen de préstamos bancarios para proyectos de soberanía tecnológica. Para ello, perfeccionaremos la llamada taxonomía de tales proyectos, es decir, el sistema de prioridades para apoyar y aumentar las inversiones en industrias clave y proyectos tecnológicos orientados a cambios estructurales en la economía. Aumentaremos el número de proyectos que se acogerán a dicho sistema, lo que permitirá atraer recursos adicionales para su ejecución.

El Estado está dispuesto a compartir riesgos con los inversores. Por ejemplo, ya se ha puesto en marcha el Fondo de Fondos para Proyectos Industriales y de Infraestructuras Prometedores. Llevamos mucho tiempo discutiendo sus parámetros: el Gobierno lo ha estado debatiendo y coordinando con la comunidad empresarial -los que participaron activamente en ello lo saben y están en esta sala-.

Los inversores privados están invirtiendo activamente en la economía rusa junto con el Fondo Ruso de Inversión Directa. Este es otro ámbito de trabajo.

La Duma Estatal está estudiando proyectos de ley que ampliarían el mecanismo de las asociaciones público-privadas a las industrias y al sector espacial. Les pido que adopten estas normas en un futuro próximo.

Y una cosa más: para apoyar la actividad inversora, por supuesto, necesitamos desarrollar el mercado de capitales, aumentar su capacidad y atractivo para empresas e inversores y, por supuesto, prestar especial atención a la seguridad y rentabilidad de los fondos de los ciudadanos invertidos en estos activos.

Hoy en nuestro país casi 30 millones de los llamados inversores minoristas son ciudadanos. El volumen total de sus activos se multiplicó por 1,5 a lo largo del año y ascendió a más de nueve billones de rublos. Al mismo tiempo, la demanda de colocación de acciones de empresas rusas durante este tiempo ha superado constantemente a la oferta.

El objetivo ya está fijado: para finales de esta década, la capitalización del mercado bursátil ruso deberá duplicarse aproximadamente hasta alcanzar los dos tercios del producto interior bruto.

Pido al Gobierno que, junto con el Banco Central, proponga medidas adicionales para animar a las empresas a entrar en bolsa con sus títulos. Entre otras cosas, deberíamos pensar en compensar los costes de las ofertas públicas iniciales para las pequeñas empresas tecnológicas.

Este es un llamamiento al Ministerio de Hacienda y al Banco Central. Los costes de las empresas, incluidos los relacionados con las transacciones bancarias, la colocación, etc., deberían reducirse al máximo. Y, por supuesto, es necesario garantizar la entrada en el mercado financiero del llamado dinero largo, incluidos los ahorros a largo plazo de los ciudadanos.

Quisiera recordarles que desde el 1 de enero de este año se ha puesto en marcha un programa especial de apoyo al ahorro voluntario a largo plazo de los ciudadanos. Ahora están asegurados y cofinanciados por el Estado y también pueden deducirse de los impuestos. El programa se ha puesto en marcha hace poco y aún no ha alcanzado sus objetivos. Propongo afinarlo, es decir, aumentar el periodo de cofinanciación de los ahorros de los ciudadanos. Ahora es de tres años. Creo que es correcto y razonable ampliarlo al menos a diez años.

Al mismo tiempo, pido al Gobierno que, junto con el Banco Central, estudie incentivos adicionales para las empresas, de modo que los empresarios también puedan cofinanciar los ahorros de sus empleados en el marco de este programa. Ahora -dada la escasez de mano de obra- esto sería apropiado e incluso beneficiaría a las propias empresas, que mantendrían a sus empleados.

Me gustaría añadir que este año se introducirá un nuevo instrumento: el certificado de ahorro. Permitirá a los ciudadanos depositar fondos en los bancos por un periodo superior a tres años y a un tipo de interés más alto que el de los depósitos ordinarios, aunque incluso ahora el depósito es bastante sólido, y nuestras principales instituciones financieras están subiendo el listón cada vez más. No sé si esto está justificado o no, pero sin duda es una ventaja para los titulares de depósitos, es comprensible. Pero no me gustaría que usted, Herman Oskarovich [Gref], junto con Andrei Leonidovich [Kostin], succionara todo de los demás bancos como una aspiradora. Hablaremos de esto más adelante.

El 1 de enero de 2025 se pondrá en marcha el seguro de vida basado en acciones para los ciudadanos. ¿Cuál es su significado? Las primas de seguro de los ciudadanos se invertirán en activos más rentables, en acciones, en beneficio del comprador del seguro. Es decir, aquí se combina el principio del seguro clásico y la inversión, y para garantizar aún más el rendimiento de estos fondos, propongo prever un seguro estatal por valor de dos millones 800 mil rublos, igual que para los ahorros a largo plazo.

Siguiente. Hoy en día existe un mecanismo de deducción fiscal de las inversiones en las regiones. Permite a las empresas que invierten en el desarrollo reducir el impuesto sobre la renta. A partir de este año, la deducción está vinculada a proyectos de soberanía tecnológica y adaptación estructural de la economía. Esto nos da la oportunidad de gestionar la calidad de la inversión e incentivar el gasto de capital en áreas prioritarias.

Pido al Gobierno que posibilite la aplicación de la deducción no sólo dentro de una empresa, sino también dentro de un grupo de empresas, así como que dote de recursos adicionales al mecanismo de financiación y reposición de la deducción fiscal.

A este respecto, me gustaría recordarles una decisión que ya se ha tomado, a saber, que las regiones podrán utilizar parte de los fondos liberados tras la condonación de los préstamos presupuestarios para cubrir su déficit de ingresos debido a la deducción fiscal por inversiones. El Ministerio de Hacienda ha tomado esta medida. Creo que está justificada en las condiciones actuales y ayudará a todos los participantes activos de la actividad económica. Más adelante les hablaré de ello. Además, estoy seguro de que las regiones apoyarán directamente a los inversores, a costa de sus capacidades presupuestarias, que también están creciendo.

Subrayo que lo que he dicho se refiere a la deducción fiscal por inversión en las entidades constitutivas de la Federación. Además de ella, se introducirá una deducción federal en el marco de la reconfiguración del sistema fiscal, cuyo objetivo es estimular la inversión empresarial en el desarrollo, lograr una mayor justicia social y reducir la desigualdad entre los ciudadanos. En un futuro próximo, junto con las asociaciones empresariales, es necesario determinar dichos parámetros y volúmenes de la deducción federal por inversión para que se convierta en una herramienta eficaz y ampliamente demandada.

Volviendo al trabajo de las entidades constitutivas de la Federación en el apoyo a la actividad empresarial, me gustaría mencionar un mecanismo como la norma regional de inversión. Su tarea consiste en garantizar unos principios uniformes para atraer a los inversores en todo el país, basándose en las peticiones y recomendaciones de las empresas. En otras palabras, formar un ecosistema de inversión universal en cada región, crear un algoritmo claro de acciones para las empresas y para la ubicación de las instalaciones de producción.

Tales medidas de apoyo, por supuesto, están a disposición de todos y son demandadas. A día de hoy, el estándar regional de inversión se ha introducido en todas las entidades constitutivas de la Federación, y se ha formado a especialistas encargados de las relaciones con los inversores.

Queridos colegas, amigos,

Quiero dar las gracias a los equipos regionales y a las asociaciones empresariales, así como al Gobierno, por su trabajo. Sé que existe una propuesta para consagrar la norma de inversión en la legislación. Sugiero que el Gobierno debata este tema con la comunidad empresarial y las regiones.

Al mismo tiempo, me gustaría subrayar que la tarea ahora es, como se dice, poner en marcha este mecanismo y aplicarlo activamente en la práctica: ese es nuestro objetivo para el futuro próximo en este ámbito. Y para aquellos equipos que consigan los mejores resultados en este sentido, creo que es necesario prever mecanismos de incentivación a nivel del Gobierno de la Federación Rusa.

Tomo nota de que la puesta en marcha del estándar regional de inversiones ha permitido a muchas entidades constitutivas de la Federación dar un paso adelante en la calificación nacional del estado del clima inversor. Tradicionalmente, sus resultados se presentan en la plataforma de nuestro foro. Les hablaré un poco más de ellos.

El año pasado, gracias al intercambio de experiencias y a la reproducción de prácticas de liderazgo, 74 regiones rusas mejoraron su índice integral. Esto es mucho más que un año antes. Entre las regiones que han mostrado una mejor dinámica se encuentran las repúblicas de Buriatia y Mordovia, así como las regiones de Lipetsk, Riazán y Arjánguelsk. Felicito a mis colegas por los resultados obtenidos y les deseo nuevos éxitos.

Me gustaría añadir que también mejoraremos la calificación del clima de inversión nacional, lo que incluye compartir soluciones avanzadas en este ámbito con nuestros socios de los BRICS. Además, en una reciente reunión del Consejo de Supervisión de la Agencia de Iniciativas Estratégicas acordamos finalizar la metodología de calificación y utilizar como base el modelo nacional de condiciones empresariales objetivo. Este es nuestro análogo mejorado y más objetivo de las calificaciones internacionales.

Estimados colegas,

El tercer gran cambio estructural que buscamos es una nueva calidad del mercado laboral. En la actualidad, el desempleo en Rusia está en mínimos históricos; en abril era sólo del 2,6%. Lo que es particularmente importante: hemos reducido su llamado componente estructural, es decir, el desempleo juvenil y el desempleo en aquellas regiones y localidades donde históricamente era alto ha disminuido significativamente.

Hace sólo 15-20 años la cuestión principal era cómo encontrar trabajo, pero ahora es dónde encontrar personal. En estas condiciones, es importante reconfigurar el sistema de formación profesional para satisfacer las demandas del mercado laboral, formar especialistas modernos y demandados y crear oportunidades para que los empleados eleven su nivel profesional a lo largo de su carrera laboral.

Para ello, estamos elaborando una previsión de las necesidades de personal de la economía nacional. Sobre esta base, transformaremos el sistema de formación y desarrollo profesional. A finales de la década actual, la proporción de empleo cualificado, es decir, de especialistas que trabajan en industrias con alto valor añadido y, por tanto, con salarios más altos, debería aumentar en nuestro mercado laboral. Repito: la tarea del sistema de desarrollo de los recursos humanos es garantizar esta transformación.

El proyecto federal «Profesionalidad» desempeña aquí un papel importante. Ya ha hecho posible iniciar la modernización de la base material y técnica de las escuelas superiores y técnicas, actualizar los programas educativos para las industrias aeronáutica y naval, farmacéutica, electrónica, de defensa y otras. De aquí a 2028 habrá que formar a cerca de un millón de especialistas en profesiones liberales para estos sectores. Ya hemos hablado de esto muchas veces, y sólo quiero recordárselo hoy.

En cuanto a la enseñanza superior, en los próximos diez años Rusia contará con 40 campus universitarios con condiciones y oportunidades avanzadas para que los estudiantes estudien, investiguen, vivan y trabajen. Una vez más, me gustaría subrayar que evaluaremos la labor de las instituciones de enseñanza superior, las universidades rusas, las escuelas superiores y las escuelas técnicas en función de la demanda de sus titulados y del crecimiento de sus salarios.

Al mismo tiempo, nuestra economía no sólo necesita personal joven, sino también especialistas con experiencia y conocimientos que sean competentes en su trabajo y que puedan enseñar mucho a sus colegas y convertirse en verdaderos mentores para ellos. En este sentido, es importante apoyar las aspiraciones de las personas que han alcanzado la edad de jubilación para que sigan trabajando y aportando beneficios. Sus conocimientos, habilidades y competencias son un recurso importante para la economía y la esfera social.

¿De qué estamos hablando? Estamos hablando del nivel salarial de los pensionistas que trabajan. Llevamos mucho tiempo debatiendo este tema. Acabamos de hablar de este tema en una reunión con el gobernador de San Petersburgo [Alexander Beglov], justo antes de nuestra reunión.

Quiero hablar de una decisión que se ha planteado más de una vez en mis reuniones con los ciudadanos. Debido a limitaciones financieras y presupuestarias, las pensiones de los jubilados en activo no se indexaron en años anteriores. Durante este tiempo, la cuestión, que afecta a millones de nuestros ciudadanos, ha llegado a un punto crítico, y hoy disponemos de los recursos para empezar a resolverla en interés de las personas.

Propongo reanudar la indexación de las pensiones de los pensionistas en activo a partir del próximo año. (Aplausos.) A partir del 1 de febrero de 2025, las pensiones se incrementarán anualmente no sólo para quienes ya se hayan jubilado, sino también para quienes sigan trabajando. Esto será verdaderamente justo.

Pido al partido Rusia Unida que, junto con el Gobierno, prepare el correspondiente proyecto de ley y lo apruebe en la sesión de primavera. Sé que todas las demás facciones representadas en el Parlamento lo apoyarán sin duda.

Siguiente. El cuarto cambio estructural está directamente relacionado con el aumento de la eficiencia de la economía. Tal indicador para finales de la década actual se establece en el decreto de mayo. Dados los retos demográficos a los que nos enfrentamos y la escasez objetiva de personal, la condición más importante para alcanzar altas tasas de crecimiento económico está relacionada con el aumento de la productividad laboral. Este es el recurso más importante.

Hoy ya he hablado de la necesidad de aumentar la inversión y renovar nuestras empresas. Es importante asegurar esto sobre una base tecnológica cualitativamente nueva con el uso generalizado de la automatización. Por ejemplo, Rusia debería convertirse en poco tiempo en uno de los 25 países del mundo con mayor densidad de robotización. Esto significa la instalación de más de 100.000 robots, y su producción debería acelerarse en nuestro país sobre nuestra propia base tecnológica, y sin duda tenemos esa oportunidad.

Al mismo tiempo, también es importante mejorar la eficiencia de los equipos y procesos tecnológicos existentes. La herramienta clave en este sentido es la difusión de métodos de producción sostenibles. Esta labor se está llevando a cabo en el marco de un proyecto nacional especializado. Ya han participado en él más de seis mil empresas y más de 120 mil especialistas.

Este año es el último del actual proyecto nacional. Es necesario ampliar los proyectos federales incluidos en él en el marco del nuevo proyecto nacional «Economía eficiente y competitiva». Además, es necesario ampliar esta práctica para que en 2030 al menos el 40% de las medianas y grandes empresas de los sectores básicos no relacionados con los recursos de la economía, así como todas las organizaciones estatales y municipales del ámbito social, participen en proyectos de mejora de la productividad laboral. Para las empresas y compañías, esto significará un aumento de la producción, una mejor calidad de los servicios, y para sus empleados, condiciones de trabajo más cómodas y, por supuesto, salarios más altos. Permítanme recordarles que en los próximos seis años deberían aumentar a un ritmo superior al del producto interior bruto.

El quinto cambio estructural es una auténtica revolución de las plataformas digitales. En el entorno actual, la productividad laboral está directamente vinculada a la digitalización, al uso de tecnologías de inteligencia artificial. Para 2030, tendremos que formar plataformas digitales en todos los sectores clave de la economía y la esfera social. Estas tareas se resolverán en el marco del nuevo proyecto nacional «Economía de Datos».

Debo añadir que en un plazo de seis años, al menos el 80% de las organizaciones rusas de los sectores clave de la economía deberán pasar a utilizar software nacional en los procesos de producción y gestión. Para apoyar a la industria de TI, preveremos una serie de medidas, entre ellas tener en cuenta con un coeficiente mayor los costes de las soluciones digitales nacionales a la hora de calcular el impuesto sobre los beneficios, así como establecer un tipo reducido del impuesto sobre los beneficios del 5% para las empresas rusas de TI. Estará en vigor hasta 2030 inclusive.

Pido al Gobierno que trabaje en medidas adicionales para apoyar a los desarrolladores de software doméstico, incluyendo la determinación del nivel de compras por parte de las empresas con participación estatal de pequeñas empresas tecnológicas y start-ups. Repito, se trata de un nivel garantizado por debajo del cual no puede caer el volumen de compras. Ya estamos utilizando este mecanismo, y funciona con bastante eficacia. Necesitamos continuarlo, por supuesto.

Y, por supuesto, es importante aplicar activamente soluciones digitales en los sectores de la construcción, la vivienda y los servicios públicos, utilizándolas para reducir el tiempo y el coste de los proyectos. Me gustaría señalar que en los últimos cinco años, la duración del ciclo de construcción de las inversiones se ha reducido casi a la mitad gracias a la eliminación de barreras administrativas y requisitos claramente excesivos. No voy a enumerar todo lo que se ha hecho, se ha hecho mucho, pero aún queda trabajo por hacer. Seguiremos trabajando para que en Rusia se construyan más carreteras, puentes, fábricas y plantas y, por supuesto, viviendas más cómodas y asequibles con altos parámetros modernos de eficiencia energética y de recursos.

En este sentido, el sector de la vivienda y los servicios públicos y la construcción de carreteras tienen un enorme potencial, que incluye el uso de recursos secundarios, la aplicación de las llamadas soluciones inteligentes y de normas «verdes» basadas en tecnologías avanzadas.

En este sentido, el sexto cambio estructural es la saturación acelerada y avanzada de los sectores económicos con tecnologías e innovaciones modernas. Esta puede ser una de las direcciones clave. En seis años, tenemos previsto convertirnos en uno de los diez líderes mundiales en investigación y desarrollo. El gasto nacional destinado a estos fines debería aumentar hasta alcanzar al menos el dos por ciento del PIB.

En esta lógica, se pondrá en marcha una serie de nuevos proyectos nacionales en el ámbito de la soberanía tecnológica en áreas clave como los medios de producción y la automatización, los nuevos materiales, la química, los servicios espaciales avanzados, las tecnologías energéticas y toda una serie de otras.

Estos proyectos aplicarán toda una serie de soluciones: desde la divulgación de la ciencia y la formación de personal, el apoyo a los desarrollos científicos y el establecimiento de la producción en serie hasta la formación de una demanda garantizada de productos de alta tecnología. Quisiera subrayar que los proyectos identificarán las llamadas escuelas superiores de apoyo, las universidades y los institutos de investigación. Deben convertirse en la base del rápido crecimiento de nuevas industrias en nuestro país.

Por supuesto, es necesario mejorar el marco jurídico para las empresas, de modo que éstas se sientan seguras e inviertan en iniciativas prometedoras de ciencia intensiva con un largo horizonte. Me gustaría señalar que aquí tenemos un enorme potencial intelectual y creativo, es importante que lo aprovechemos al máximo, y sin duda están surgiendo tendencias positivas. Por ejemplo, sólo en los cuatro primeros meses de este año se presentaron en Rusia casi ocho mil solicitudes de invenciones y 3,5 mil solicitudes de modelos de utilidad, principalmente en ámbitos de importancia crítica para nuestro país, como la metalurgia, la energía, el transporte y la construcción de motores.

Es sumamente importante garantizar la protección de la propiedad intelectual de nuestros desarrolladores, así como la eficacia comercial de sus soluciones, para que las invenciones no se queden en la estantería, sino que pasen por toda la cadena: desde la obtención hasta la plasmación en un producto concreto. Entre otras cosas, es necesario prever la posibilidad de transferir las patentes de los desarrollos científicos -como creen algunos expertos- del cliente a sus creadores, así como a las pequeñas empresas innovadoras y a las empresas tecnológicas que sepan comercializar las invenciones y estén dispuestas a hacerlo. Pero, como persona con una formación jurídica básica, por supuesto, entiendo dónde está la «emboscada», y no debería permitirse la arbitrariedad jurídica. Si alguien ha pagado por una determinada invención, es el propietario, es obvio. Pero es necesario crear un mecanismo de mercado suave para el uso de estas invenciones, para que no se queden en la estantería. Por supuesto, debemos reflexionar juntos sobre este tema, tanto en el Parlamento como en el Gobierno.

En este sentido, el séptimo cambio estructural más importante es la transformación de reforzar el papel de las pequeñas y medianas empresas en el desarrollo de la economía. Hoy en día, hay alrededor de 6,5 millones de pequeñas y medianas empresas en nuestro país. Hace seis años nos fijamos el objetivo de aumentar a 25 millones el número de personas empleadas en este sector, y parecía muy difícil. Recuerdo que algunos colegas se reían y decían que era un objetivo poco realista. Hoy podemos decir con confianza que este objetivo se ha alcanzado y se ha logrado antes de lo previsto.

Nuestros empresarios, incluida la generación más joven, están ganando impulso y confianza, ocupando el mercado, estableciendo la producción de productos que a menudo son superiores a los extranjeros en cuanto a sus características.

Además, las empresas rusas comprenden que su propia marca se convierte en una prueba de calidad, en un sólido activo económico. El número de solicitudes de este tipo va en aumento en los sectores de la ropa y el calzado, los programas informáticos, los productos farmacéuticos, los productos químicos de uso doméstico, los perfumes y cosméticos, la confitería, etc. El año pasado se presentaron más de 143.000 solicitudes de registro de marcas, el doble que en el periodo anterior a la crisis de 2019.

Por cierto, el proceso de registro de marcas en Rusia es uno de los más cómodos y rápidos del mundo, está totalmente digitalizado. El plazo de revisión de la solicitud es de cuatro meses, y como resultado se expide un certificado electrónico de protección.

Lo que es especialmente importante es que cada vez con más frecuencia se registran marcas regionales y locales distintivas. Esto es, por supuesto, un homenaje a la cultura y las tradiciones de nuestros pueblos, una prueba del orgullo de los empresarios por su patria chica, por la región donde hacen negocios. Y, por supuesto, las empresas ven que la gente quiere comprar productos nacionales fabricados en Rusia.

Por cierto, muchas de las marcas regionales pertenecen a las llamadas industrias creativas. Más de la mitad de las entidades constitutivas de la Federación ya promueven sistemáticamente su desarrollo.

Pido que en la sesión parlamentaria de primavera aprobemos una ley federal que establezca un marco jurídico claro para la industria creativa, y que en el futuro nos permita establecer normas comunes para su apoyo.

Crearemos todas las condiciones para que las pequeñas y medianas empresas de nuestro país crezcan aún más deprisa, mejoraremos la eficacia de las medidas de apoyo existentes y ofreceremos otras nuevas.

Me gustaría señalar que los llamados marketplaces desempeñan un papel importante en el desarrollo de las pequeñas empresas de nueva creación. Junto con Correos de Rusia, forman una infraestructura moderna, una especie de sistema circulatorio para la entrega de productos nacionales, que permite a las empresas, incluso de ciudades y pueblos remotos, acceder al gran mercado de Rusia y de toda la Unión Económica Euroasiática.

Pido a mis colegas del Gobierno que presten especial atención al desarrollo de tales flujos de mercancías en la aplicación de la estrategia actualizada de Correos de Rusia y en la formación de proyectos nacionales en general.

Debo añadir que, para ayudar a las empresas nacionales a promocionar sus productos, se ha puesto en marcha un concurso de ámbito nacional denominado «Conoce lo nuestro». Este año, el número de solicitudes para participar en el concurso se ha multiplicado por 2,5, y procedían de todas las regiones de la Federación Rusa. En resumen, el concurso está creciendo y ha demostrado ser un verdadero revulsivo empresarial.

Es importante que estas prácticas de éxito se apliquen activamente a nivel regional. Llamo la atención de mis colegas gobernadores al respecto.

Me gustaría subrayar un punto más. Casi todos los participantes en el concurso y, en general, muchos empresarios nacionales apoyan a los militares y veteranos de la operación militar especial, a sus familias, a los parientes y amigos de nuestros héroes, envían sus productos a las unidades, compran cosas, equipos y ayudan a los hospitales. Una comprensión tan elevada de la misión social, la responsabilidad, el patriotismo en el sentido más verdadero y mejor de la palabra es sin duda muy valiosa y merece un gran respeto. Muchas gracias.

Estimados colegas,

El siguiente cambio estructural, el octavo más importante, está relacionado con el desbloqueo del potencial de las regiones de Rusia. Se trata de una nueva geografía del desarrollo, de la creación de puntos de crecimiento en las ciudades y pueblos de todo el país, de oportunidades para que la gente no sólo de las capitales, sino también de las pequeñas ciudades y pueblos adquiera una profesión, encuentre un trabajo bien remunerado o dirija su propio negocio, se realice, viva y críe a sus hijos en condiciones cómodas y modernas.

El año que viene se pondrán en marcha nuevos proyectos nacionales y programas estatales para desarrollar los sistemas educativo y sanitario, el deporte, la cultura, para mejorar el bienestar medioambiental de nuestras ciudades y pueblos.

Para todas nuestras medidas en el ámbito social y demográfico, para la ejecución de los programas federales y regionales, por supuesto, necesitamos una base económica. Ésta se forma localmente, en las entidades constitutivas de la Federación. Reforzaremos las capacidades económicas de las regiones.

En este sentido, incluso en el Gobierno se están discutiendo planes para trasladar las estructuras centrales de nuestras mayores corporaciones y empresas estatales a las entidades constitutivas de la Federación. Sin duda, la idea requiere elaboración, pero merece atención y apoyo. Hay ejemplos positivos de ello. Por ejemplo, RusHydro se trasladó de Moscú a Krasnoyarsk.

Y, por supuesto, es importante concentrar los recursos en puntos de crecimiento prometedores. Este es exactamente el enfoque previsto en los planes maestros para las regiones del Lejano Oriente y el Ártico. Hemos acordado aprobar programas y documentos similares para otros 200 asentamientos. En ellos se incluirán todos los centros regionales, así como las ciudades que desempeñan un papel importante en el fortalecimiento de la soberanía tecnológica de Rusia.

Para el desarrollo potente y a largo plazo de las regiones, es importante eliminar las limitaciones en el sector energético, en el sistema de transportes, construir y reparar carreteras, redes de ingeniería y servicios públicos. Las entidades constitutivas de la Federación reciben préstamos del presupuesto de infraestructuras para la realización de tales proyectos. Como ya he dicho, su volumen se incrementará a partir del año que viene.

Esta cartera crecerá en al menos 250.000 millones de rublos anuales, y en total, a finales de 2030, el importe de los préstamos presupuestarios para infraestructuras emitidos ascenderá a 2,5 billones de rublos. Además, los fondos se distribuirán no sólo en función de los límites de cada entidad constitutiva de la Federación, sino también en función de los resultados de un concurso de proyectos regionales e interregionales.

Me gustaría mencionar otra decisión que ya se ha tomado y que servirá de apoyo a las finanzas regionales. Estamos empezando a cancelar dos tercios de los préstamos presupuestarios concedidos anteriormente. Lo que es importante: los fondos que se liberarán serán utilizados por las entidades constitutivas de la Federación para apoyar la inversión, incluida la creación de parques industriales y la infraestructura de los territorios de desarrollo avanzado, así como la infraestructura: la renovación de los sistemas de vivienda y servicios públicos, la construcción de carreteras y puentes, la modernización del transporte público y el reasentamiento de viviendas de emergencia, planes maestros, etcétera. Pido al Gobierno que elabore próximamente todos los detalles de este mecanismo en diálogo con las regiones.

A continuación. Además de eliminar los cuellos de botella en las infraestructuras, tenemos que implicar ampliamente en la rotación económica a los terrenos utilizados de forma ineficiente, como los edificios abandonados e inacabados - y hay decenas de miles de estos objetos en todo el país. Con un enfoque adecuado, servirán a la gente y aportarán beneficios a las empresas. Según la Fiscalía General, por ejemplo, en Rusia hay más de 181.000 edificios y estructuras en ruinas y abandonados. Más de un tercio de ellos están en paradero desconocido, y sólo una quinta parte están registrados.

A veces hay vertederos en territorios abandonados. Por regla general, carecen de propietario y los ayuntamientos no tienen dinero para su liquidación. Propongo la siguiente solución. Si un empresario está dispuesto a liquidar dicho vertedero a sus expensas, podemos pensar en cederle gratuitamente una parcela de terreno para su uso o propiedad.

Pido al Gobierno que celebre las consultas oportunas con las entidades constitutivas de la Federación. Considere con algunas de ellas lo que está a disposición de muchos organismos federales, así como en estado ruinoso y sin utilizar. Tenemos que resolver todos los detalles aquí y, por supuesto, no crear barreras burocráticas, para evitar el abuso o «robar» parcelas de ciudades y pueblos. Por supuesto, tenemos que pensarlo bien, pero es absolutamente necesario que hagamos algo al respecto.

Estoy seguro de que una solución eficaz a este problema no sólo mejorará el entorno urbano, hará más cómoda la vida de los ciudadanos, sino que también contribuirá directamente al crecimiento de la capitalización del patrimonio urbano, atraerá a pequeñas y medianas empresas, a promotores con interesantes proyectos de desarrollo residencial.

A este respecto, dos palabras sobre los préstamos hipotecarios. Como saben, hemos ampliado la hipoteca familiar hasta 2030. Todas las familias rusas con hijos menores de seis años pueden recibir un préstamo preferente a un tipo del seis por ciento.

Propongo aquí soluciones especiales adicionales en el ámbito social para las familias que viven o quieren comprar una vivienda en ciudades pequeñas o en regiones donde la construcción de viviendas es todavía insuficiente. En este caso, las familias con dos hijos podrán beneficiarse de una hipoteca familiar al seis por ciento, independientemente de la edad de los hijos. La única condición: que al menos uno de los hijos de la familia fuera menor en el momento de registrar la hipoteca.

Además. En todas las regiones de Rusia se aplicarán las mismas condiciones hipotecarias favorables a todas las familias que quieran construir su propia casa. Esto es especialmente importante para las familias numerosas y numerosas.

Pido al Gobierno que ponga en marcha estos programas a partir del 1 de julio de este año.

Debo añadir que, para mejorar el aspecto de las ciudades, continuaremos con el concurso panruso de los mejores proyectos para crear un entorno urbano confortable. Este programa es muy popular y la gente tiene una buena respuesta. También lanzaremos un programa de construcción y mejora de terraplenes y parques.

La restauración y reconstrucción de sitios del patrimonio cultural e histórico será un área aparte. De aquí a 2030, al menos mil de estos objetos deben ser puestos en orden en todo el país, dándoles una segunda vida, para que sirvan a la gente, sirvan para preservar y reforzar nuestra identidad, embellecer ciudades y pueblos y aumentar su atractivo turístico.

El desarrollo del turismo interno es una de las prioridades de nuestra estrategia a largo plazo. En seis años, la cuota de la industria turística en el producto interior bruto debería aumentar hasta el 5%, y el número de viajes por todo el país con alojamiento hotelero debería crecer hasta los 140 millones de personas. Crearemos condiciones cómodas y asequibles para el ocio, incluyendo la construcción de hoteles y pequeños campings, estaciones de esquí y parques de atracciones.

Nuestras políticas económicas y sociales no sólo deben ser eficaces, sino también justas. Y en este sentido, el siguiente y noveno cambio estructural consiste en reducir la pobreza, disminuir la desigualdad y aumentar los ingresos de las familias rusas, lo que, a su vez, repercute directamente en la calidad de vida de las personas y aumenta la demanda interna y la capacidad del mercado nacional. Todos los instrumentos, incluidos los pagos a las familias con hijos, las deducciones fiscales y los contratos sociales, deberían funcionar para resolver este problema.

Y, por supuesto, la herramienta principal, que ya he mencionado hoy, es garantizar que los salarios crezcan más deprisa. Aquí añadiría una decisión importante relativa a la indexación del salario mínimo. Ya supera el nivel mínimo de subsistencia, definido en la Constitución, y en el futuro vincularemos su indexación al crecimiento global de los salarios en la economía.

A partir del año que viene, habrá una relación entre el salario mínimo y el salario medio percibido por la mayoría de las personas empleadas en nuestra economía. En 2025, el salario mínimo será el 48% del salario medio, por lo que superará los 22.000 rublos al mes, es decir, aumentará alrededor de un 15% más. A continuación, la relación con el salario medio aumentará de modo que, según lo acordado, en 2030 el salario mínimo será de al menos 35 mil rublos al mes.

Por último, el décimo cambio estructural integral consiste en mejorar la calidad de vida de las familias rusas. Esto se mencionó detalladamente en el discurso ante la Asamblea Federal. Repito, todos los ámbitos revisten aquí una importancia fundamental: el apoyo a la natalidad y a las familias numerosas, la protección de la maternidad y la infancia, el aumento de la disponibilidad de cuidados de larga duración para ancianos y discapacitados, la mejora de los sistemas educativo y sanitario, y la calidad del entorno vital.

El resultado, la manifestación de los cambios estatales debería ser un aumento de la esperanza de vida, haciendo hincapié en el crecimiento de una vida activa y sana. Por supuesto, la formación de la igualdad de oportunidades para la realización del potencial de las generaciones más jóvenes para aumentar el nivel de vida de las familias rusas.

Estimados colegas, amigos,

La economía mundial ha entrado en una era de cambios graves y fundamentales. Se está configurando un mundo multipolar con nuevos centros de crecimiento, inversión y vínculos financieros entre Estados y empresas. La economía rusa está respondiendo a estos retos y también está cambiando dinámicamente, adquiriendo mayor fuerza y estabilidad.

Esto es en gran medida mérito de nuestros trabajadores, ingenieros, directivos y, por supuesto, empresarios, que están aumentando sus inversiones en el desarrollo de sus compañías, empresas, ciudades y regiones, poniendo en primer plano valores como la responsabilidad, la confianza, el servicio a su pueblo y a su país.

Aumentaremos nuestro apoyo a los cambios positivos en la sociedad y la economía. Nuestros planes sistémicos a largo plazo para reforzar la soberanía financiera, tecnológica y de recursos humanos de nuestro país y mejorar el clima empresarial se centran en la consecución de los objetivos de desarrollo nacional. Y en esta labor estamos abiertos a la cooperación más amplia posible con todos los socios interesados: empresas extranjeras, países y asociaciones de integración.

Les agradezco su larga paciencia y les deseo éxito.

Muchas gracias.

S. Karaganov: Muchas gracias, Vladimir Vladimirovich, por su colorido discurso. Creo que da vigor a los presentes, a los que nos escuchan en todo el país y a nuestros muchachos y muchachas que luchan en el frente contra otra agresión occidental. Es el discurso adecuado.

Vladimir Putin

Traducción al español para Geopolitika.ru
por el Dr. Enrique Refoyo
Fuente: http://kremlin.ru

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta

Compartir

 

ARTUR ESTUDIO RADIO

 

TE PUEDE INTERESAR

Estados Unidos promovió el nazismo en Ucrania        Plan Cóndor                       ¿Quiénes crearon el covid        ¿Porqué EE.UU. odia a Rusia?            Se confiesa la bestia                   ¿omo funciona la manipulación?
     
>